jueves, 10 de junio de 2010

contractura muscular o sobrecarga muscular













¿QUE ES UNA CONTRACTURA?

Una contractura muscular es, una contracción continuada e involuntaria del músculo o algunas de sus fibras que aparece al realizar un esfuerzo.

Se manifiesta como un abultamiento de la zona, que implica dolor y alteración del normal funcionamiento del músculo.

SOBRECARGAS MUSCULARES

Básicamente es una forma más coloquial de llamar a una contractura de un músculo fatigado por sobreesfuerzo de contracciones repetidas, que al palparlo lo notamos tenso y dolorido, y tiene el tono aumentado (músculo hipertónico).

Por que se producen las contracturas

*- Por una sobrecarga del músculo. (por ejemplo un entrenamiento excesivo)
*- Por una continuada tensión isométrica. (por ejemplo una postura inadecuada)
*- Por estrés, miedo, nerviosismo.

Cuando aparecen las contracturas

Las contraturas pueden aparecer en el momento en el que estamos realizando el ejercicio o después. Las primeras se producen porque hay una acumulación de los metabolitos, que provocan dolor e inflamación, al no haber una suficiente irrigación sanguínea que depure la zona. Las segundas se deben a la fatiga excesiva de las fibras, que al acabar el ejercicio ven disminuida su capacidad de relajación.

Tratamiento de las contracturas

  • Masajes con un fisoterapeuta: No es conveniente tratar una contractura por sí mismo con masajes inapropiados o fármacos "aconsejados", lo mejor es ir al médico o fisioterapeuta para que vea de qué tipo de contractura se trata y cuál es el mejor método para su tratamiento. El masaje provocará un aumento del flujo sanguíneo que mejora la recuperación de tejidos y limpieza de metabolitos además de propiciar una relajación del músculo, reduciendo la tensión y por tanto el dolor.
  • Miorelajantes y antiinflamatorios: ciertos fármacos logran relajar la musculatura y reducir la contracción. Se suelen utilizar sobre todo en los casos en los que el dolor es muy acusado. Siempre deben de estar prescritos por tú médico
  • Calor local: suele ser muy útil al conseguir un efecto relajante y analgésico.
  • Los estiramientos y la actividad ligera en el agua son aconsejables trás la fase aguda de la contracción

Tratamiento natural de las contracturas

Se hace una infusión de tomillo o de romero, se deja reposar unos minutos y se cuela. Se mezcla con la arcilla, puede ser verde o roja, hasta que tenga una densidad parecida a un puré o crema. Se aplica a la zona afectada directamente y caliente, pero con sentido común, que no le haga daño a la piel. Lo dejamos unos 20 minutos. Una vez que se limpie la zona debemos echar algún tipo de pomada o aceite.

Otra cosa que funciona muy bien es darse un buen baño de sal gorda y si es perfumado mucho mejor, también le podéis aplicar algún aceite esencial relajande por ejemplo lavanda o verbena.


Como evitar las contracturas musculares

*- Realizando calentamiento generales y específicos.
*- Progresividad en las cargas, de menos a más.
*- Realizando trabajos de flexibilidad.
*- Realizando trabajos de vuelta a la calma.
*- Estirando después de los entrenamientos.
*- Fortaleciendo la musculatura.
*- Cambiando de postura (en caso de tensión postural).




Para saber más:
http://www.vitonica.com/lesiones/contracturas-musculares-que-son-y-como-tratarlas
http://www.todonatacion.com/ciencias-del-deporte/conceptos-fisiologia.php?pasado=contracturas-musculares

Todo un compendio con ejercicios incluidos:

2 comentarios:

  1. Muy buena entrada, Letrapi, gracias por los consejos.

    ResponderEliminar
  2. De nada, gracias a ti por tu comentario.

    ResponderEliminar